sábado, 4 de agosto de 2012

AÑOS OCHENTA

AÑOS OCHENTA 

El disco se rayó cuando el cantante decía la palabra lluvia, y nos pilló haciendo el amor y, la verdad, no era cuestión de dejarlo. Lluvia, lluvia, lluvia, como el inmenso estribillo de un mantra, o el grito de un timonel que marcara el ritmo de dos remeros en busca de esa victoria que es una derrota también. Hay palabras que en las entrañas tienen otro sentido: aún hoy pronuncio aquellas sílabas y veo su cuerpo desnudo. Lluvia, lluvia, lluvia, envolvía nuestra danza. Y para mí significaba luz. Para el cantante, simplemente lluvia.

LA VIDA SECRETA (Inédito) 2011