sábado, 13 de diciembre de 2014

FERNANDO GARCÍN- LOS PIES EN EL CIELO (NUEVO LIBRO)

Este domingo 14 de diciembre, a las 20 horas, en Recordshop Ruzafa, Valencia, calle Sevilla, 17, se presenta el nuevo libro de Fernando Garcín ,Con los pies en el suelo, con la presentación del actor cómico Jordi Marquina, la actuación de Carlos Carrasco, y posteriormente la actuación de Fernando Garcín & Panta Rei, con temas de su repertorio de este año, más el estreno de dos temas nuevos, entre ellos "La Tortuga que Sueña" incluido en el libro.





viernes, 12 de diciembre de 2014

Cisco Fran publica "Enfermedades Raras" - LGEB

Este sábado, 13 de diciembre, a las 19:30, en la Librería Bartleby (C/ Cádiz 50), Cisco Fran presentara su nuevo libro de relatos "Enfermedades Raras"



Como siempre, será una buena oportunidad para escuchar las canciones de Cisco y conocer sus magníficos textos (lo digo porque los he leído), que se añaden a los ya de por sí buenos relatos de su libro anterior, publicado el año pasado y de título "Barbería", el cual tuve le gusto de presentar. 









sábado, 15 de noviembre de 2014

JESUS ZOMEÑO EN LA BIBLIOTECA

El próximo miércoles día 19 de noviembre, Jesús Zomeño vuelve a Valencia para leer fragmentos de su obra "Piedras negras" que contiene relatos enmarcados en la Primer guerra Mundial, de la que, como todos sabéis, se cumplen 100 años. Habrá lectura de poemas sobre la Gran Guerra y una charla con Jesús. No os lo perdáis.

Recordad: Biblioteca Pública Municipal C/ Hospital, 13 (junto a Guillem de Castro), 18 horas.

viernes, 19 de septiembre de 2014

LA CARTA- PABLO VALLES


Mi amigo, el cantautor valenciano Pablo Valles ha rescatado un antiguo poema mío, La carta, perteneciente al libro "Cabos sueltos" y ha hecho una magnífica canción que pronto grabará. En una entrañable cena con otros no menos entrañables amigos, tuvo la deferencia de interpretarla y esta grabación es la prueba. No miento si digo que es la primera vez que alguien toma un poema mío para una canción -hubo algún intento que no fructificó-, lo cual me emociona sobremanera, no solo por el hecho en sí, sino por la belleza de la canción de Pablo que hace bueno al poema. 

video

LA CARTA

He llegado a Finisterre
para olvidar el tiempo de las preguntas,
ése en el que hubiera indagado sobre las mareas,
sobre el particular azul de estas aguas,
y solo aspiro a ser una ventana
atravesada por un viento sin nombre
que suene al rozar a su paso
el borde de mis costillas.

Puede que alguno de estos días me asome
al vértigo de un acantilado
y como un científico o un turista
curiosee en sus profundidades,
pero hoy soy un ignorante en las rocas
al que no importa el porqué del aire;
una especie de niño a la inversa,
más cerca del fin que del principio.

En el punto más occidental de Europa
he armado de corazón mi cerebro
y me convierto en un umbral que separa
lo incomprensible de dos océanos:
a un lado el intenso Atlántico,
al otro el mar que me conforma,
y juro que no daré ni un paso
para entender sus tempestades.

Nada más quiero escuchar el simple
rugido del agua al romperse
y contar a quien me pregunte
que, a pesar del abrigo que llevo,
escucho su idioma desnudo,
envuelto en la niebla y la lluvia.

Ya no es momento de preguntas,
he cruzado un meridiano;
alcancé el fin de la tierra
y un continente queda a mi espalda.
La luz pasa a través de mí, ahora,
 como por el ojo de una aguja.

Y, a medida que avanza esta línea
que leerás dentro de unos días,
pienso que la felicidad es una mujer
que recoge conchas en la playa,
fascinada por colores y formas
para los que no busca motivos.

 Cabos sueltos (Diarios de Helena,2003)

sábado, 2 de agosto de 2014

PARA PALESTINA

Hoy, después de un par de meses sin escribir en este blog, lo hago para colgar un poema inédito perteneciente a mi libro "Sin noticias de Liliput". Más concrétamente el número 18 que lleva el quijotesco y largo título que vosotros mismo podéis leer. Habla de cosas pequeñas y dignidad. 






DONDE SE HABLA DE LA DIGNIDAD DE LAS COSAS PEQUEÑAS
O LO QUE TAMBIÉN SE CONOCE COMO 
“SÍNDROME DE PALESTINA”

En un rincón de mi casa, esta tarde,
se ha marchitado un bonsái.
Vivía en un puñado de tierra que regaba con un vaso de agua,
y sus mínimos frutos dorados me alegraban la vista.
Podría gritarlo a los cuatro vientos y a nadie le importaría:
hay raíces y personas
por las que no gimen los lacayos.
Será que la muerte que los mata es distinta
de la que apaga el latido de una orca.
Al mundo no le interesa un bonsái
si no es del jardín de la reina.

martes, 27 de mayo de 2014

UN POEMA Y UN TEMA DE FAMILY

ORO


Detenida en estas líneas, ella me mira con deseo: rubia y carnosa mujer como Gracia de Boticelli, que pasó junto a mí sin fijarse en una calle de Valencia. Y digo que esos pendientes que brillaban en sus lóbulos -por los vaivenes de un falso azar que aquí construyo a mi antojo- están hechos con el oro del anillo que perdí una tarde, en la maleza de un jardín que, sea o no verdadero, ahora se hace real sólo porque lo escribo.