lunes, 21 de abril de 2008

PRESENTACION DE "EL SITIO JUSTO"


Este jueves, día 24 de abril, a las 19.30 h, tendrá lugar la presentación de mi poemario "El sitio justo", ganador del Premio Internacional de Poesía Palabra Ibérica, en la Feria del libro de Valencia, sita en los Jardines de Viveros. El acto tendrá lugar en el Espai de Actividades 1 e intervendrán el escritor F.F. Meneses y el director de la colección Palabra Ibérica, Uberto Stabile. Esta colección tiene la particularidad de editarse en edición bilingüe, castellano-portugués, y alternar escritores de los dos países. Posteriormente, firmaré ejemplares en la caseta 14 de la librería "Els llibres de Sento", donde el libro permanecerá a la venta en exclusiva durante toda la Feria. Espero vuestra asistencia.

domingo, 20 de abril de 2008

EL OFICIO DE ESCRIBIR


TOMATES

Se pasaba horas metido en su cuarto, tecleando la vieja Olivetti,
y cuando salía lo hacía con poemas y relatos,
historias que leía en voz alta y nos embelesaban.
Pasados los días,
caía en la cuenta de que los versos no se comían,
que el casero no aceptaba cuentos como pago
y que las historias no tenían el color del dinero.
Era cuando se ponía a buscar trabajo y, muchas veces,
al volver a casa sin conseguirlo,
ayudaba a mamá en sus tareas.
En cierta ocasión, mientras troceaba unos tomates en la cocina,
me di cuenta de que aunque su cuerpo estaba junto a mí
y suya era la mano que movía el cuchillo sobre la bancada,
él se encontraba en el cuarto escribiendo con la vieja máquina,
y diría más, en algún lugar que nosotros no conocíamos
y al que viajaba cada vez que se encerraba allí.
“Estoy donde no vivo, y vivo donde no estoy”,
me dijo con una sonrisa al sentirse descubierto.
Un día se fue de casa y no lo volvimos a ver.
Mi hermano pequeño creía que se lo había tragado el cuarto
en el que escribía sus historias.
“Ahora estará donde quería vivir”, le dije,
intentando dar un final feliz a su cuento.
Él asintió con la cabeza, convencido de mis palabras.
A sus seis años aún no había entendido
la fortuna y condena de aquel hombre.
Estuviera donde estuviera, siempre viviría en otro lugar.
Quizá en el mismo donde yo estoy escribiendo
todo esto que aún no he escrito,
mientras, a este lado, corto tomates en la cocina.

(Inédito)

martes, 15 de abril de 2008

AMUNT






Se me hace raro hablar de fútbol en un Blog literario (o algo así). Mi amigo Uberto Stabile me mandaría al carajo de estar presente, y no descarto que lo haga por e-mail. Odia el fútbol. Lo suyo es la poesía. Y de la buena. A quien le interese, el día de la final de Copa, o sea, mañana miércoles 16, a las 5 de la tarde en la Facultad de Filologia (Avda.Blasco Ibañez, aula 404), hablará de lo suyo. Parece que lo haya hecho adrede. Es un iconoclasta. Sin embargo, mi amigo Cisco Fran, cantante, escritor y alma del grupo valenciano "La gran Esperanza Blanca", y mi colega Fernando Garcín, me aplaudirán por hablar de deporte rey en este Blog. Y ellos también, como Uberto, se dedican a la poesía. Lo del fútbol, como todo, es cuestión de gustos. Esto viene a cuento porque máñana el Valencia CF juega la final de Copa del Rey en Madrid contra el Getafe. Es curioso que, a pesar de la temporada tan nefasta que está haciendo, de sus directivos -tan provincianos, como muchas cosas de esa otra Valencia que a algunos no nos agrada-, y de que se haya prescindido de tres jugadores emblemáticos como Cañizares, Albelda y Angulo, que a mi mujer tanto le gustan (sobre todo Cañizares), sigamos -Fran, Fernando y yo, además de muchos otros- siendo seguidores del Valencia. Yo he intentado quitarme del vicio, pero no he podido. Podemos cambiar de mujer o marido, de casa, de banco, de partido político -ejemplo en España hay muchos-, incluso, ya que somos literatos aún sin calle, de forma de escribir, pero nunca podremos hacerlo de equipo de fútbol. Soy del Valencia desde la infancia. Mi padre fue acomodador del estadio y yo me iba con él dos horas antes del partido, que era cuando comenzaba su trabajo. Por supuesto, entraba gratis. Yo aprovechaba la soledad del estadio para saltar al campo y pisar la hierba, un sueño en aquellos días en que jugábamos al futbol en campos de tierra, y casi de patatas. Eso hizo que, aún hoy, conserve autógrafos de muchos jugadores de aquella época, del Valencia y de otros equipos. Entre ellos no falta la firma del gran Kempes. Hace muy poco, el ya mencionado Cisco Fran, gran coleccionista de cromos, me regaló uno de Keita, unos de los primeros jugadores extranjeros que jugaron en el Valencia, cuando sólo se autorizaban dos por equipo. También, no faltaría más, tengo su autógrafo. Lo conseguí en una de aquellas tardes de la infancia. Por cosas como estas, a veces pienso que el Valencia sólo juega para mí. Pueden estar viéndolo cientos de miles de personas, pero seguro que nadie ve al equipo que yo contemplo en mi interior. Desde ese punto de vista, es cierto, hay cientos de miles de Valencias (y no precisamente químicas). Un equipo por cada persona que lo ve. Pero eso no cambia nada. Yo tengo el mío, exclusivo -como lo tienen Cisco Fran y Fernando-, y que va unido a cientos de recuerdos, anécdotas y vivencias, que para mí sí que tienen que ver con la poesía. Un equipo no exento de cierta abstracción, del que nunca formaron parte los torpes directivos, la violencia y las malas artes, y los fanatismos estúpidos. Por eso, sin saber qué ocurrirá mañana, no puedo otra cosa que manifestar mi condición de "hincha" del Valencia ("hincha", una palabra casi perdida y que me remite a un personaje de los tebeos que animaba a un equipo llamado "Pedrusco FC"), pero de un Valencia que mañana jugará para mí en el salón de casa. En exclusiva. ¡Amunt!





martes, 8 de abril de 2008

DOS POEMAS



Aquí os dejo dos poemas de mi último libro, "El sitio justo", recién editado. Es un poemario que cuenta con 43 poemas en prosa, formato muy frecuente en toda mi poesía y con el que he forjado un estilo, no sé si bueno o malo, pero, al menos, sí propio. El libro gira alrededor del la fragilidad del ser humano y el carácter pasajero de todo, especialmente de la felicidad. Para quienes no hayáis leido nada mío, sirvan los poemas de aperitivo. Para mis amigos, de homenaje. Pronto os daré más noticias sobre la presentación del libro. Por si queréis venir.



EL LEJANO OESTE

Como un buscador de oro cribo lentamente los días y sólo de vez en cuando encuentro el metal precioso. Un mínimo brillo en la arena que me reconcilia con el río y, sin otorgarme riquezas ni librarme de la corriente, honra mis pies en el agua y tanta tierra removida.


DE PAPEL

El hambre te llevó a la cocina y la cocina te condujo hacia el pan, y el pan te guió hasta el cuchillo que, en un estúpido desliz, te enseñó la descarnada fragilidad de tu carne. Y ni tu cara blusa de Armani ni tu falda de lana inglesa, ni noventa metros de casa con paredes de grueso cemento y cristal doble en las ventanas para aislarte del calor y el frío, pudieron evitar que allí, entre la blancura de los azulejos, te sintieras un ser desnudo, minúsculo y vulnerable, cuando al tocar con dos dedos el pequeño manantial de la herida un delgado hilo de sangre quedó suspendido entre ellos.

LA PUERTA


Hola a todos. Hoy comienzo este Blog con el ánimo de mantener contacto con todos aquellos a los que le guste la cultura, la literatura y, más concretamente, la poesía. Como habéis visto en mi perfil, y para quien no me conozca, he publicado 6 libros de poesía y uno de relatos, de los que poco a poco os iré hablando, e incluso colgando textos para que los leáis. Mis dos últimos libros de poemas se llaman "Cromos" y "El sitio justo", y son de reciente publicación. Ambos han ganado sendos premios. El primero, Premio de Creación Poética de Paiporta, ha sido editado por la Editorial Denes en el 2007 y lo podéis encontrar en la librerias. El segundo acaba de aparecer este mes de marzo, en edición bilingüe -portugués y castellano-, como ganador del Premio Internacional Palabra Ibérica de Punta Umbría y será presentado en la Feria del Libro de Valencia 2008, el día 24 de abril. Por cierto, el titulo del Blog lo he tomado de un poema que aparece en el libro y que sirve de entradilla a este espacio. Lo que escribo, lo que escriben otros amigos, y todas aquellas noticias que considere de interés, tendrán cabida en este espacio que no pretende ser más que un vehículo de comunicación y de acceso mutuo. Sirva este primer texto de saludo. Así que abro la puerta. Comienza la experiencia.