jueves, 24 de abril de 2014

PIEDRAS NEGRA (2)

Aquí van dos fotos de la presentación del libro de Jesús Zomeño, Piedras negras, en la que tuve el honor de participar. Abajo dejo el enlace de una magnífica crítica aparecida sobre el libro en el blog de Agustín Fernandez Mallo. Si, sí. Ya sabéis. El de la Generación Nocilla.

http://blogs.alfaguara.com/fernandezmallo/2014/04/16/segunda-edicion-de-limbo-algunos-libros-totalmente-recomendables/



miércoles, 16 de abril de 2014

PIEDRAS NEGRAS- JESÚS ZOMEÑO


El próximo miércoles, 23 de abril, Día del Libro, a la 19 horas se presenta en el FNAC-San Agustín el libro de Jesús Zomeño, Piedras Negras, publicado por Lengua de Trapo. En el acto, además del autor, también participaré yo, amigo y lector de Jesús desde hace muchos años.

Piedras negras es un mosaico de relatos ambientados en la 1ª Guerra Mundial, que, curiosamente -que nadie se llame a engaño- no hablan de la contienda desde un punto de vista histórico, sino de los sentimientos de personajes expuestos a la barbarie y la soledad. La guerra es el escenario propicio que sitúa a los personajes al límite, sacando de ellos toda la podredumbre y alguna esquirla de luz. Y aunque es un libro de narrativa, la poesía habita en cada uno de sus relatos.  


LIBROS QUE ESTOY LEYENDO

viernes, 11 de abril de 2014

MI VALENCIA

Una Valencia que reconozco y siento mía, cantada por el gran Julio Bustamante. Sobran las palabras. O no.



MALVARROSA


En la playa, protejo mi castillo de arena. Con un rastrillo alejo a los cangrejos ermitaños que insisten en asaltar las murallas, y hasta he cavado alrededor un foso para que no lo alcancen las olas. Mas al atardecer, como el olor de las naranjas, llega la música de una verbena. Hipnotizado, relajo los músculos de mi mandíbula y me tumbo a escuchar la canción, y cuando al cabo de una hora o un día me levanto, ya no miro con los mismos ojos. Entonces lanzo un puñado de arena al aire y mi mano queda vacía, pero yo no veo el vacío, veo la mano y comprendo cuál es mi tesoro. De una patada derribo el castillo -más en el aire que nunca-, y camino hacia las guirnaldas y las bombillas de colores. La gente baila y pisa la arena de tantas inútiles torres. Es la noche de San Juan. Es junio. O puede que no lo sea. Pero seguro que allí hay alguna chica que hoy quiere bailar conmigo.

LA VIDA SECRETA (Inédito)