viernes, 2 de mayo de 2008

TIAGO NENE


Tiago Nené es un poeta portugués, nacido en Tavira el 29 de marzo de 1982, y residente en Faro. En septiembre de 2007 publicó el libro de poemas Versos Nus, editado por Magna Editores. Es fundador de Texto-Al, tertulia literaria del Algarbe. Ha traducido varios libros al portugués, entre ellos mi último poemario El sitio justo. Son recordadas -al menos por mí- nuestras conversaciones sobre fútbol y poesía, en el “Congreso de escritores hispano-lusos”, celebrado en marzo en Punta Umbría (Huelva). Premonitorias fueron sus palabras sobre el entonces mister del Valencia C.F., el holandés Koeman, que antes había entrenado al equipo del que él es gran aficionado, el Benfica. Poco después, gracias a Dios, fue cesado como entrenador del equipo valencianista. Aquí os dejo un precioso poema de Tiago, traducido al castellano.

Cocktail Bukowski


Aquel día
Había vestido mi cuerpo sin el alma,
Había vestido mi cuerpo sin la alegría,
Me lavé los dientes
Y olvidé la sonrisa en el lavabo,
Me lavé las manos
Y deje mi tacto en la toalla;
En ese día
Después del trabajo me fui a dormir,
Acosté mi cuerpo
Y volví a encontrar el alma.
Al día siguiente
Me vestí el alma
Y deje olvidado medio cuerpo
Y la memoria en el secador del pelo...
Y algo inolvidable que no recuerdo sucedió:
Porque hoy tengo el alma mutilada
Y ni siquiera tengo el cuerpo.


3 comentarios:

Viktor Gómez dijo...

Bien por Tiago Nené. Apura ese caliz de temblor que contiene la existencia y lo apura hasta la extrema tensión y la palabra justa y desnortada que nos nombra.

Somos inconclusos seres fragmentados, desahuciados de la cordura, somos errantes en los márgenes de una conciencia funambulista. Difícil es el equilibrio y el verso es apenas una pértiga para sostenerse en el alambre.

Un poema impecable, sugerente, de relectura y lenta asunción.

Como todo poema verdadero éste no resuelve, sino que interroga, no alumbra, horada. Y deja que el lector, finalmente, continue solo en la peripecia del ser, del ser de palabras.

Por otro lado y en plan anécdota. Tu libro, El sitio justo, lo regalé a una amiga madrileña, por lo que me compraré otro.

Es costumbre regalar libros que me he leído y releído y considero buena compañía.

Ya le encargaré a Miguel Morata, de Lib Primado.

Espero todo te vaya bien.

Un abrazote,

Víktor

van dijo...

:)

Texto-Al dijo...

"Premonitorias fueron sus palabras sobre el entonces mister del Valencia C.F., el holandés Koeman"

tambien Camacho...:)

Tiago